En este momento estás viendo Diagnóstico de cáncer ¿con quién compartir esta información?

Recibir el diagnóstico de que tu cuerpo tiene cáncer puede ser muy difícil y puede tomar tiempo para procesarlo a nivel mental, cada persona lo hace de forma diferente y única.

Es una enfermedad que no permite esperas, los tratamientos se manejan con prontitud, haciendo un poco más arduo la elaboración de tan reciente diagnóstico.

En estos momentos el apoyo familiar puede ser fundamental, no obstante, hay quienes deciden no informar a los familiares o amistades de su condición de salud actual, ¿por qué ocurrirá esto?…

Más allá de opinar y mucho menos de juzgar, tomemos un momento para comprender, a modo grueso, por qué hay quienes deciden ocultarlo de sus hijos, nietos, padres, amigos o incluso, del mismo paciente (cuando se trata de personas de edades avanzadas).

Imaginemos algún posible e hipotético escenario: “fui al médico por control y salgo con un inesperado y poco comprensible diagnóstico de cáncer, no me siento mal, me recomiendan quimioterapia y luego una posible cirugía, no comprendo cómo esto sucedió, ¿a quién decirlo?, ¿cómo decirlo?, ¿para qué decirlo?”

El paciente ya se hace demasiadas preguntas para además, tener que responder la de los familiares o amigos. Se puede evitar informar porque quizás, se quiere evitar pensar o sobre pensar en lo que se está viviendo.

Comprender que esto pasa sería de gran alivio y ayuda. Habría que permitirse pensarlo. Expresar los temores y preocupaciones es sano. Hacerlo en familia o con las amistades más cercanas puede tener sus recompensas.

También de forma individual con nuestro apoyo como profesionales en el área de salud mental, tendrías un espacio seguro y de contención.

Deja una respuesta