En este momento estás viendo Avances en el  tratamiento del cáncer de mama

En el mes de octubre se publicaron varios estudios importantes durante el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) 2021.

En primer lugar los resultados obtenidos del estudio DESTINY-Breast 03 con el fármaco trastuzumab-deruxtecán para el tratamiento de segunda línea del cáncer de mama metastásico (CMM) HER2 positivo. 

La investigación demostró un beneficio significativo en la supervivencia libre de progresión del trastuzumab-deruxtecan en comparación con la terapia estándar, en 75,8% de las pacientes respecto a 34,1% respectivamente.

Las evidencias demuestran que, con esta opción terapéutica, 16% de las pacientes llegan a alcanzar un estado en que el tumor llega a desaparecer (respuesta completa), mientras que en 80% el tumor experimenta una disminución sustancial de tamaño (respuesta parcial) y sólo en 1% de las pacientes no hubo cambios en el tumor.

Esta información es considerada por los expertos como de alto impacto, lo que pondría al trastuzumab-deruxtecán como el estándar de tratamiento en pacientes pretratadas con CMM HER2 +.

También se dieron los resultados finales del estudio KEYNOTE-355, el cual se realizó en mujeres con cáncer de mama triple negativo metastásico.

Las pacientes mostraron un beneficio en la supervivencia global al añadir el medicamento pembrolizumab en aquel subgrupo de enfermas cuyos tumores tenían el nivel de expresión de la proteína PD-L1  en más de 10 %.

Tras un seguimiento de 44 meses, la mediana de supervivencia global fue de 23 meses con pembrolizumab añadido a la quimioterapia, en comparación con los 16,1 meses para la quimioterapia sóla, esto se tradujo en un aumento de casi 7 meses de la supervivencia global de esas pacientes en términos absolutos, una mejoría estadísticamente significativa. 

Un análisis intermedio previo de KEYNOTE-355 mostró que pembrolizumab más quimioterapia de primera línea mejoró significativamente la supervivencia libre de progresión frente a placebo más quimioterapia en dicho grupo de pacientes.

Los resultados apoyan el uso de pembrolizumab en combinación con quimioterapia como un nuevo régimen de tratamiento estándar para pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico cuyos tumores expresan PD-L1.

Deja una respuesta